Sevilla

 
LOS ORÍGENES DE SEVILLA

Durante el Cuaternario cuando aún se estaba formando Europa, en la península Ibérica ya estaban bien delimitados los grandes macizos como los Pirirneos y la Meseta terminaba de perfilarse, sobre todo en el sur donde las aguas del Atlántico inundaban toda la llanura occidental y sus aguas salinas se mezclaban con las aguas dulces de un lago que los griegos ya habían descubierto. Pero las aguas en su conjunto iban arrastrando sedimentos que quedaban depositados en las riberas y con el transcurrir lento pero certero del tiempo se fue formando una barrera natural formada por esos sedimentos, barros, que evitaban que el Atlántico se adueñara de la llanura como antaño. Esa barrera estaba a la altura de Huelva aproximadamente y esas aguas dulces recibieron las aguas de un río que nacía por Jaén que con de forma paulatina había ido adquiriendo fuerza y vigor para pasear su majestuosidad por la llanura.

Esa impetuosidad se notaba especialmente a la altura de la actual Sevilla cuyo suelo era paso de aquellas aguas bravas. Los fenicios ya instalados en Cádiz (la ciudad europea de mayor antigüedad) explotaban las minas de sierra Morena, que es el borde sur de la meseta, sobre todo de Huelva y del sur de la actual Sevilla. Era una zona rica en minerales pero no apta para la agricultura y ellos sabían que las riberas del río, lamado Tetys por los griegos, eran especialmente fértiles.

Frente a la sierra había una elevación natural que quedaba casi en medio del río, no era especialmente alta por lo que en determinadas épocas del año quedaba inundada por el río pero no de forma perenne. Los fenicos instalados enfrente en la zona de Sierra Morena descubrieron un vado natural para atravesar el río que se iba domando a sí mismo y llegaron a esa plataforma natural que era un habitáculo reducidísimo pero especialmente ubérrimo (se me viene a la memoria los versos de Rubén Darío: oh ínclitas razas ubérrimas). Tierra fértil por los sedimentos que había dejado el río y donde las cosechas se multiplicaban a lo largo del año de una forma sorprendente y los fenicios, hasta entonces cinceladores de bellas filigranas del metal, incansables navegantes, comerciantes sagaces, audaces e incansables descubridores y creadores de uno de los mayores logros de la humanidad como es el alfabeto, se convirtieron en simples agricultores para dar lugar al nacimiento de una ciudad que sería universal con el tiempo, pero que como todos los grandes tuvo ese origen humilde: Sevilla.

Esa primitiva zona de Sevilla es en la actualidad un conjunto reducidísimo de calles que comparten un característica que las diferencia del resto, pues se tratan de suaves pendientes o cuestas que contradicen a Sevilla, la llana. En realidad en mi ciudad sólo hay una cuesta como tal y esa calle se conoce como "Cuesta del Rosario".

Los fenicios eran un pueblo pacífico por naturaleza, versados como estaban en el comercio no tenían una naturaleza fogosa y especialmente violenta que les llevara a guerrear. Es más eran un pueblo profundamente religioso pero con una característica tan actual y que comparten contigo, José Luis, como es el multiculturalismo. La religión fenicia o el panteón fenicio, mejor dicho, era una amalgama de distintas divinidades. Ellos que se movieron por todo el Mediterraneo hicieron suyas todas las divinidades de los pueblos mediterrénes y una de ellas es la figura de Hércules, el fundador de Sevilla.

Hércules el humano elevado por los griegos a la categoría de semidios, dotado de fuerza mítica y protagonista de hazañas increíbles como los Doce Trabajos fue el primer navegante en llegar al confín del mundo que en la época de los griegos era Andalucía y África y él delimitó esa zona situando dos columnas entre ambos continentes. Ese gesto se representa con el lema "Non plus ultra/no más allá" por que ciertamente más allá de la desembocadura del río no había nada. Ciudad tan antigua y universal de Sevilla tenía que tener un nacimiento mitológico de la mano de Hércules pero hay quien piensa que Hércules en persona fue el que fundó Sevilla. Se trata de un historiador de Sevilla al que yo admiro profundamente.

Los fenicios aun no habían llegado a la Península Ibérica, a Cádiz y demás, pero estaban inmersos en ese fascinante proceso de salpicar las riberas mediterráneas de colonias suyas pero con ese pacifismo que les caracterizaba. En un poblado suyo, un joven y avezado navegante, Melkart, estaba acostumbrado a navegar por el Mediterráneo y sobre todo a las costas de lo que hoy es Andalucía oriental donde los fenicios fundaron Málaga por ejemplo.

En uno de esos viajes, las fuerzas de la naturaleza se alían para que las aguas y el viento empujaran la nave de ese joven que no se amedró al ver como se desviaba de su ruta, llegando a la desembocadura de un río. Tomó tal camino por ser el río navegable llegando a un pequeño montículo que sobresalía en medio de las aguas. Al bajar a tierra quedó prendado por la fertilidad de aquella tierra y antes de volver a su patria fundó un templo. En su poblado dijo cosas maravillosas de aquella tierra pero el verdadero prodigio residía en él: aquél joven había llegado más lejos que nadie, se había aventurado más que nadie y su arrojo y valentía iban unido a su piedad religiosa pues había fundado un templo en aquella extraña tierra. La juventud, el arrojo, la proeza de la navegación y los dioses eran ingredientes propicios para alimentar una leyenda que de local pasó a ser patrimonio de la mitología griega. Así aquél joven fenicio de nombre Melkart pasó a la mitología griega con el nombre de Herakles y Hércules es el nombre latino que le dieron los romanos.

Hércules es una figura fundamental para Andalucía y sobre todo para Sevilla. Es nuestro fundador. Aparece su figura en el escudo de Andalucía y las calles sevillanas le recuerdan tb. Cuando las naos partieron hacia tu tierra ya se traspasó aqél límite de la antigüedad por qlo que el nuevo lema era "Plus ultra/más allá" q aparece en el escudo de España.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: