en la capital del reino

 
 ya puedo decir que conozco Madrid y por fin he visitado el Museo del Prado. del viaje aquel que hice con la Universidad extrañamente conservo pocos y difuminados recuerdos. sé que ví desde el autobús la Puerta de Alcalá y la Cibeles pero no recuerdo ni siquiera el edificio del Museo Arqueológico e inclusos sus piezas no han quedado en mi retina sino que han siguen en las láminas de Arte.
 
 ahora sí que conozco Madrid. poquillo, vale, pero la conozco. la (haciendo honor al laísmo) he paseado, contemplado y disfrutado.
 
 pese a ser un viaje muy singular pues nos juntamos 5 chicas que nos conocemos en distintos grados. me explico es lo típico de que viene mi amiga y ésta a su vez se trae a otra. a la que mejor conozco es a G. Sí es la misma del viaje de Barcelona, salvo que en esta ocasión C. no vino. las otras dos son las que conocí el día de Córdoba, y tampoco ha venido J. el que hubiera sido el único xico. y la otra era nueva para casi todas, I. precisamente es la que digamos no me ha caído muy bien, no tanto como las otras. y en este viaje se ha confirmado que la que mejor me cae y sobre todo con la que mejor me puedo llevar en un viaje es G. aparte de que la tía es tela de graciosa, yo me parto con sus puntos. por ejemplo nos dio por cantar canciones relacionadas con Madrid. bueno a mí me encanta cantar pese a mi mala voz pero la gente no se apunta así como así, pero ella se sabe las coplas por su madre como yo por la mía. ¡es fantástico!. pues a la altura de la Plaza Mayor nos pusimos a cantar La verbena de la Paloma.  y cuando terminamos fue graciosísimo: cada una estaba mirando en ese momento a un lado y nos pusimos a imitar el soniquete del organillo y a girar la mano como en una manivela!! nos volvimos y jajaja jajaj. las otras se habían quedado rezagadas y alucinaban bueno luego cuando yo dije que era observadora y S. que tiene la lengua muy afilada repetía en voz alta lo q yo decía. por una vez decidí hacer oídos sordos y no pelearme. pues la broma mía consistía en que vi la camiseta de G en su cama q era muy sexy y ya empezamos con las bromas de lo q ella y yo haríamos en la hab que compartíamos.
 
 el hostal está bastante bien y me he acostumbrado a ellos pues en los pocos viajes que había hecho (la etapa sept 2007 – feb 2008 es toda una excepción y una locura e imprudencia mía) me he alojado en hoteles y al menos tenía el desayuno. se llama Hostal Jerez y está en la calle Montera esquina Gran Vía enfrente de la boca del metro. el metro lo hemos cogido tanto como en bcn yno había tanta basufra como creíamos por la huelga pero no está tan cuidado como el de bcn es que allí los gamberros o son pocos o son limpios porque las paredes no hía pintadas. además en Madrid nos tocó unos vagones tela cutres, del tiempo de maricastaña.
 
 con el ave hemos tenido suerte a medias. en la ida los nuevos asientos y en la vuelta los viejos, que son más bonitos. es que el tono marrón es triste y oscurece. ah! qué pasada del Ave. mi gran interrogante es: ¿se verá el paisaje? y tardé tiempo en darme cuanta que lo que yo veía (me pasé el viaje pegá a la ventanilla) era lo qjue estaba a lo lejos pero no el borde de las líneas o el comienzo de los campos. de hecho, hubo una vez en que vi las vías y era divertidísimo y marenate ver las lineas bifurcarse como serpientes. y estaba tan hecha a la idea de que el viaje duraba 2 y horas y media que no recordaba la noche entera para llegar a Barcelona o las 16 horas que emplemos en llegar a Santander.
 
 y si en cuanto a tiempo me ha parecido de lo más "normal" llegar a Madrid en 2 horas y media, en cuanto a espacio, la he visto chiquita y muy conectada entre sí. ¡todo está al lao!! claro que lo mismo me pasó con Bacelona. quizás esta tenga avenidas más largas pero yo esperaba una kilométrica Carrera de San Jerónimo y más presencia policial que me impidera fotografiarme con el león. pero ya me véis con él ;-) como el viaje era en plan tranquilo y éramos 5 para ponernos de acuerdo, creí q apenas íbamos a ver cosas. claro que en otras circunstancias hubiera visto más, pero confío en que no pasen tantos años como hasta ahora sir ir, para volver. me dio coraje perderme las descalzas, más que nada porque avisaron que cerraban cuando estábamos en cola, después de haber visto una preciosa libreríade libros antiguos. menos mal que no nos fuimos a ver el Cortylandia (que creía que ya no estaba, ay que ver la decoración porqueriosa que dejan para Sevilla) y sí al Monasterio de la Encarnación cuya fachada tantas veces he estudiado. a punto también de quedarnos fuera y en plena cola, ya pensaba yo que no iba a ver nada y me emepzaba a mosquear por dentro. pero lo vimos e igualmente el Palacio Real y hasta la catedral de la Almudena que pensé que estaría cerrrada. 
 
 la primera noche cenamos con antiguas compis de G. y nos lo pasamos muy bien. de hecho las pobres alucinaían con nuestro desparpajo y las bromas que teníamos. yo, una vez más, quedé como la más arra y freaky. tenía pendiente reunirme con Laura, la chica que conozco de Linkara. no quería agobiarla llamando y aunque suponía que le apetecía quedar tanto como a mí, no estaba segura. además trabaja por las tardes y estaba mala de la esplada. peo al final me llamó ella y nos acompañó andando hasta el Prado. eso fue el tercer día. quedamos en la cafetería Café & Té de Callao y me pareció muy maja y bastante más delgada que ne la s fotos, en serio, Laura. yo me mostré tan parlanchina como de costumbre y fui tan descortés que ni la despedí de las niñas.
 
 ah! es que habíamos llegado al Prado. entramos y me exasperó el número de gente que deambulaba (sobre todo italianos que hemos oído por todas partes) pero enseguida me percaté de que en el British Museum había más gente. yo iba tan distraída al grupo como siempre. de hecho en este viaje nuevamente no he prestado atención de horas, metros y demás cosas prácticas. yo miraba, fotografiaba, contemplaba y asimilaba. subimos a la 2ª planta preguntándome yo por qué y empezamos por el medio sin atender mi sugerencia de hacer un recorrido cronológico. luego me di cuenta de que las primeras salas no merecen la pena. pero como le dije a G. a los dos minutos de estar allí: "a las 14 horas nos vemos fuera" y me dice que soy una exagerada que no nos vaos a despistar. lo primero que vi son los bufones de Velázquez que me gustan mucho aunque él no se encuentre entre mis pintores favoritos, en cambio disfruté de mi Murillo y finalmente decidí ver los Goyas. aunque como conozco los cuadros de sobra fui andando y recorriéndolos con la mirada. aún recuerdo la cara de asombro que puso R. ante mi chulería de no ver Goya. es que no me gusta. en cambio me alegró un montón que aún estuviera la exposición del Grecos y del XIX. me gusta esa pintura historicista junto a Fortuny, los Madrazo, etc. vale, no serán de calidad insuperable pero me gustan como Patinir con una de mis pinturas favoritas, La laguna estigia, que contemplé en largos minutos junto con El jardín de las delicias del Bosco que también recordé las veces que estudié su simbología. me sorprendió gratamente la presencia de algunos Van Eyck y Van Dick, pues la pintura inglesa del XVII me gusta también bastante. el que me sorprendió es Rubens, pintor al que no he exado muxa cuenta pero me gustó contemplar a Elena Fourment en sus redondeces varias. cuando bajé di a otro hall mucho más grande donde se encuentra la tienda y la cafetería. es laberintíco en suma aquello. es más, me di cuenta de que la exposición Las fábulas de Velázaquez estaba en otra parte y que pedían ticket. alegué que venía de arriba y que mis amigas estaban dentro. me dejaron entrar. vi demasiado deprisa la exposición pues entre cuadro y cuadro miraba de hito en hito el reloj. además salvo la alegría del panel donde explicaban la importancia de la Sevilla del XVI (pero qué localista soy! no pude evitar fotografiarme en la boca del metro Sevilla y os queréis cree que oí unos cascos de caballo en Malasaña? jaja), la exposición me pareció una excusa burda de ofrecer pintura barroca: mezclar temas paganos con religiosos, mitológicos con bíblicos y diversos pintores era un pegote. pero allí seguía estando lo más granado de mi paisano. Y las Tres gracias de Rubens. a la salida, oh dios mío son als 14.10 veo a als 4 impacientemente sentadas. y encima me dicen que van a entrar en la exposición. ¿y cómo has entrado? me pregunta G con la entrada en la mano. pues colándome, le digo, encogiéndom,ede hombros. parecev ser que se habían citado a esa hora para ver la exposición. decidí ver la primera planta porque me exasperaba irme sin pintura renacentista y flamenca del XV. además me alejé haciendo cábalas del tiempo empleado por las niñas. si ellas en 2 horas habían visto solo la sala, como que yo la sala más exposiciones de greco y Velázquez. ah! demasiado deprisa, me lamenté. pero sospeché que a las 13.30 ya estaban fuera. vi casi toda la planta. es que había Boticellis, mon dieux! y mientras iba a purada a la exposición del XIX vi de soslayo Las bodas de caná y sind ejar de caminar de prisa me dije, que es el Veronés, q nos ab´ñia q estaba aquí. pero el cuadro de Ganivet me ha perseguido en demasía en mis años escolares como para dejarlo escapar. a cinco minutos de la hora acordada intenté colarme de nuevo pero ya la xica era más avispada y a esto que me las veo fuera!! ah qué rápido ven estas chicas el Prado. que para I. también era desconocido eh.
 
 claro que las pinturas de Velázquez merece punto y aparte porque reconozco que me he emocionado verlas y he disfrutado mucho en como las iba descubriendo. ese momento de asomarme a la sala circular y vislumbrar Las Meninas entre cabezas de gente y girar la cabeza y ver a los Austrias menores a caballo y situarme en medio para ver las lanzas, ha sido realmente bonito. y xD el recordar tantos y tantos detalles estudiados en Arte. tengo muy buena formación (a veces pienso que mejor queen Historia General) pues tuve una profe en Bup que nos dio Arte desde 1º es decir cuando no era temario. y mi Mh en selectividad gracias a mis Arnolfini (que no al aguafuerte de Goya) ahí está para mi vanidad (para otra cosa no ha servido).
 
 me gustó el Prado en cuanto a edificio porque también tiene pinta de pinacoteca europea aunque no tiene el encanto de la national Gallery. xd! pensar que la vi antes que nada. de hecho en esta ocasión con La venis del espejo ya me he quedado como ah bueno, hola Venus again. an pero que hemosa es la Venus de Tiziano y como he disfrutrado con sus pinturas. lo que he visto mal es Las bodas de caná dl veronés y bueno hay bastantes obras que me he dixo anda! e´sto está quí? y ha habido un par de obras que no son de manual de arte y por tantod esconocía pero reconoía la mano del pintor.
 
 Madrid me ha parecido una ciudad peculiar. se nota que es la capital, la historia que tiene desde el XVI y en especial la del XIX está muy vigente. me gustó los carteles pintorescos que han puesto para rotular plazas y calles. había mucha gente por la Navidad pero intuyo que es así siempre. hay mucha mezcla de gente, muchos lugares pintorescos, el barrio de Salamanca es curioso para pasear y ver (me reí con G cuando entramos en Chanel). en cambio el llamado Madrid de los Austrias me ha desencantado pues son calles, estrechas, sí, con comercios antigios, sí, pero nada más. me lo esperaba más "histórico". lo que si me encanta es el bullicio teatral de la Gran Vía que es una calle preciosa y los comercios de curiosidades. supongo que en Madrid podrás encontrar casi de todo. antes del musical tuve oportunidad (gracias G. por acompañarme) de ir a la librería Ocho y medio y aparte de pastelear descaradamente con el hippi rubianco hippi que estaba de dependiente vi objetos de cine la mar de curiosos. menos de Montgoemry Clift, que nunca fue de póster. y enfrente estaban los celebérrimos cine Renoir. por ese ambientillo intelectual me gustaría vivir en madrid pero creo que Barcelona me gustó más pues la vi más tranquila, despejada, limpia y luminosa. pero por nada del mundo viviría allí. me cabrea ver "amb formatge" en un simple Pans & Company. pero la ciudad que sí me ha parecido preciosa, elegante y encantadora es, sin duda, Santander, de la que solo me echa para atrás sus frías aguas.
 
 a ver qué pasa con San Sebastián, próxima parada. 
 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: