La heredera

Montgomery Clift conformando su peculiar personaje romántico

Excelente y sólido drama de Wyler, con magníficas interpretaciones que mantienen un pulso interpretativo soberbio entre Olivia de Havilland, Ralph Richardson y Montgomery Clift. Una obra de tintes teatrales pues debe más a su representación homónima en Broadway que a la novela que escribió Henry James, quien utiliza una fórmula mucho más directa. recuerdo que me decepcionó un poquillo cuando al fin la leí.

La película resulta, como ya digo, mucho más dramática, con una tensión que irá in crescendo a lo que contribuye la magnífica dirección de actores que realiza Wyler y unas interpretaciones moduladas, que se irán desvelando al espectador conforme avance la trama.

Sin duda es el personaje de Catherine Slopper, la fea y apocada muchacha, el que experimenta una evolución más destacada, adquiriendo al final toda la garra de que carecía. La frialdad y el arrobamiento de Ralph Richardson y Olivia de Havilland, respectivamente, se van manifestando de forma alternativa y así el espectador se centra en la pareja y se pregunta también qué esconde Morris Towsend.

Que no es interpretado por un cualquiera, sino nada menos que por Montgomery Clift, cuyas magníficas dotes interpretativas quedaron ahogadas en su desdichada vida. es el pionero en abanderar la rebeldía de los ’50 y aunque cofundó el famoso Actor Studio nunca dejó de ahondar en las peculiaridades de sus personajes, siendo su máxima la de partir de un buen guión. ("Se acercaba a él como un científico" dijo Burt Lancaster).
 
 
  
De hecho aquí los personajes con sus miedos y sentimientos envueltos en una crueldad intolarable, diríase, están por encima de la trama. Por una vez me gusta que no haya "trama" sino vidas expuestas al espectador, al que hacen partícipe. Y la mayor duda que se siembra es respecto a la catadura moral de Morris Towsend que pide la mano de la heredera. Monty Clift nos mantiene en vilo en todo momento, porque si bien su belleza deslumbra por fotogramas, su interpretación sincera, los matices de sus gestos, nos hacen revolvernos en la butaca ante este nuevo héroe romántico que hasta entonces no se había asomado en el cine. (volverá a deleitarnos con semejante exhibición en Un lugar en el sol.).

 
Resulta, en definitiva, la interpretación de Monty, más que encantadoramente romántico, más que convincente en su actuación, más que ambiguo en sus pretensiones.

Lo que más me gustó: La interpretación de Monty Clift. El final

Frases favoritas: "Padre, si hubiera querido comprar a un hombre, hubiera comprado a Morris".
"Las mismas palabras, las mismas mentiras. Pero ahora pide más. Antes quiso mi amor, ahora quiere mi dinero".
Esta película ha ido ganando en prestigio con los años, acorde a la revalorización de su director y actores. Aún así, tuvo éxito de público y premios en su época. De 6 nominaciones a los Oscar, ganó 4 entre ellos el de mejor actriz, que fue el 2º para Olivia de Havilland. Montgomery Clift no fue nominado en esta ocasión. Y en su perfeccionismo neurótico, quedó descontento de su actuación (hay unas fotos curiosas en la Paramount viendo la proyección, ver blog) además de quejarse del poco caso que le hacía Wyler que favorecía a Olivia.
siempre nos quedará su interpretación brillante y esos…
 
"eyes say than words…"

 

 

3 comentarios to “La heredera”

  1. .-. Says:

    Menudo cambio de imagen, me gustaba más el anterior en tonos sólo azules, pero es cuestión de gustos y es que a mí no me gustan los rosas.Si me aceptas una sugerencia, cuando introduzcas un post sube el contraste entre el texto y el fondo, en este post me ha costado leer lo que ponía por la similitud entre el color de la letra y del fondo.Pasando a otro asunto, gracias por tu bienvenida en mi comentario de Linkara, a ver si con esa ficha aguanto un poco tiempo, prometo ser más recatada.

  2. Virginia Says:

    sí, el anterior diseño, sobrio y sencillo era mejor, pero, con el "secuestro de la publicación" jeje me dio el "avenate" y me dije, voy a llenar esto de colorines. y la mezcla me queda pelín rara pero llamativa, nop? jeje. crep q por un tiempo lo voy a cambiar, por probar tonalidades, no sé. aunque el rosa sí me gusta (este es frambuesa para ser exactos, jeje).
     
    lo del fondo también, pero habrás visto que había huecos y palabras la mecanografiadas. es un post copiado del blog y lo he dejado sin maquetar. a ver si me pongo a ello,
     
    un saludo!

  3. Jesús Says:

    Gran grandísima película. Me pareció fascinante. Se sufre viéndola, hace un retrato de la soledad y de la ambición sobrecogedora y tiene uno de los mejores finales de la historia del cine. He de reconocer mi admiración por Montgomery Clift, un actor como pocos, recuerdo, cómo no De aquí a la eternidad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: