ropa retornable

 
 hoy he lavado unas prendas que no habían sido usadas pero que llevaban expuestas al aire libre meses y meses por no hablar de las veces que había sido removida, ora en el bombo de mimbre, ora del bombo de mimbre al sillón del salón, o simplemente se había caído al suelo. además metí una camiseta que había recibido el arte de un rotulador amarillo a lo Miró. una blusa era blanca pero se la veía amarillenta y dos camisetas tenían huellas de pisadas así que se me ocurre un lavado de "blanco sucio" a 90 grados pero sin lejía.
 
 confiaba en que se fuera la mugre pero al ir a tender, la luz solar clarividente me muetra un cuello amarillento de la blusa y parches churreteaos vaios de las otras do camisetas. lo único que ha desaparecido es el rotulador aunque la camiseta debe haber quedado en una talla 34, mínimo.
 
 en realidad debería deshacerme de tales prendas, me digo: una es una camiseta beig claro de cuando en Sevilla sólo existía el Zara-Duque con una botonadura larga, too es largo en ella y por recordarme a las camisetas que usaban los hombres en el oeste (ésas que salen cuando se daban El baño al llegar a la ciudad minutos antes de que la iara el prota en el saloon) l tengo mucho cariño aunque hace unos inviernos que no la uso; la otra es una camiseta interior que compré en Women’s Secret hace un par de años como la camiseta marrón (la del rotulador) que es de zara pero la uso también de camista interior. Hace un par de años me do por usar camisetas interiores de colores, por lo que mi moda cebolla resulta kilométrica. y la blusa era en realidad de mi hermana, de algodón indio como reza la etiqueta de Bigote’shop (¿a alguien le suena esta antigua tienda de Sevilla?).
 
Con la ropa mojada considero absurdo deshacerme de ella y la tiendo pensando que ya haré trapos de limpieza. Pero cuando la he bajado no veía rastro de manchas ni amarillentos.
 
 Así que la he doblado y guardado en el armario como podía, que está a rebosar, hasta el invierno que viene en que no la usaré pero quizás la deje fuera y se pase meses en el bombo y vuelva a limpiarla.

3 comentarios to “ropa retornable”

  1. Vanessa Says:

    Pues precisamente el otro día comprando en el Funky Fish del factory del aeropuerto, la bolsa que me dieron era de esas grandes de bigote\’s shop en la que aparecía el dibujito del tío con el bigote. Me quedé rayaísima. En la bolsa ponía que la tienda está en la calle San Eloy (antiguamente estaba en la cuesta del Rosario). Mmmmmm… qué raro! yo pasé hace poco por allí y no la ví.

  2. Vanessa Says:

    Perdón, he dicho en el factory del aeropuerto y fue en el de Dos Hermanas. Aunque da igual…

  3. Virginia Says:

     Sí, esa tienda estaba en la Cuesta del Rosario hace 20 años por lo menos, luego la pasaron a San Eloy pero ya no tenía el mismo estilo, y ya definitivamente la cerraron. El dibujo de los mostachos era gracioso y en casa hemos tenido bolsas hasta hace poco.
     
    Gracias por tu comentario!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: